En junio de 1931 un grupo de entusiastas constituyó el HUESCA AERO CLUB. Aquello fue el inicio de una larga historia, que hoy aunque gravemente amenazada, continua viva.