El aeroclub Nimbus de Huesca considera que la construcción del aeródromo de Bolea, costeado por Aena, sería la solución idónea para el futuro del vuelo a vela. A su juicio, las obras que deberían acometerse en el aeropuerto Huesca-Pirineos para hacer viable esta práctica deportiva son "inasumibles" en la situación actual.

 

Los miembros del Aeroclub Nimbus, únicos usuarios actualmente del aeropuerto Huesca-Pirineos, valoran positivamente las declaraciones del consejero de Transportes del Gobierno de Aragón, Rafael Fernández de Alarcón, que ha reconocido la necesidad de corregir los defectos que hacen que en el aeropuerto sea incompatible la práctica del vuelo sin motor con otros servicios.  

El aeroclub cree que las obras necesarias para hacer viable este tipo de vuelo en Monflorite exigirían demasiado dinero y recuerda que otra solución, "más asumible", es la construcción de un nuevo aeródromo, en concreto en Bolea, dado que el proyecto está listo y meses atrás ya hubo acuerdo para la compra de terrenos.

El responsable del aeroclub, Luis Ferreira, ha apuntado que el coste de esta instalación, que rondaría los 300.000 euros, lo debería asumir AENA, como responsable de los errores de Huesca-Pirineos.

"Por el momento está parado pero creemos que seguimos manteniendo el compromiso de los propietarios, el dinero necesario a través de la Diputación para adquirir los terrenos, tenemos el visto bueno para la instalación por parte de los ministerios de Defensa y de Fomento y tenemos el proyecto hecho. El único empujón que nos falta es AENA y le pedimos que asuma esa responsabilidad", ha apuntado Ferreira.

El proyecto del aeródromo contempla una pista de 800 metros de largo y 150 de ancho y su puesta en marcha ayudaría a impulsar el vuelo sin motor, una actividad que pese a ser centenaria y pionera en Huesca vive horas bajas por la situación del aeropuerto.

Ferreira ha advertido de que su actividad ha descendido un 80 por ciento, al detallar que sólo operan los fines de semana y se realizan menos de 300 horas de vuelo al año, cuando hace seis años se realizaban 2.500 y Nimbus era el club más importante del país.