Es lo que denuncia el Aero Club Nimbus de Vuelo a Vela. Luis Ferreira, apunta que AENA no puede certificar el Aeropuerto Huesca-Pirineos. Ferreira dice que es "consecuencia de los numerosos errores de diseño y construcción". Añade que "el Aeropuerto no cumple la normativa internacional y no puede certificarse sin importantes modificaciones que limitan todavía más la práctica del vuelo a vela".

 La solución que se plantea es reducir a aproximadamente la mitad la pista de vuelo deportivo, con lo que se está ante una nueva vuelta de tuerca en contra de esta práctica (que, recordamos, acumula una trayectoria histórica en este territorio). Luis Ferreira dice que el vuelo a vela se va a quedar en una situación alegal.

El Aero Club Nimbus recuerda que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea estableció en su día un total de quince deficiencias relativas al Aeropuerto Huesca-Pirineos; por ejemplo, las pistas comercial y deportiva están demasiado juntas.

Luis Ferreira dice que sólo se ha resuelto una deficiencia: la torre de control, con una inversión de 95.000 euros. Asegura que es un sinsentido, ya que, si no hay vuelos comerciales, nadie hay en la torre de control; y, si hay vuelos comerciales, está prohibido el vuelo a vela.

El Aero Club Nimbus mira directamente a AENA con entidad responsable de la situación actual que se vive en el Aeropuerto Huesca-Pirineos.

Publicado en Radio Huesca